LA CURACION MAGNETICA
LA CURACION MAGNETICA
 
Antigua Mistica Y Sagrada Hermandad de Luxor
HISTORIA
LA HERMANDAD BLANCA
El CAMINO ESPIRITUAL
EL SENDERO ESPIRITUAL
INICIACION
REQUISITOS PARA LA INICIACION
Enseñanza
EL EJERCITO BLANCO
Circulos de Sanacion
LA CURACION ESOTERICA
Reyky
ENERGIA UNIVERSAL
LA CURACION MAGNETICA
NOMBRE COSMICO NOMBRE ARMONICO
ANGELES
CLASES DE ANGELES
.EL ANGEL DE LA GUARDA
LEYES ESPIRITUALES COSMICAS QUE RIGEN LA INTERVENCION DE LOS ANGELES
NUESTRA GUIA LA MADRE DIVINA COSMICA
QUE PUEDEN OFRECERTE LOS ANGELES
CURSO APRENDER A DOBLAR CUCHARAS
CURSO DE AUTODEFENSA PSIQUICA
Curso de Abundancia
CURSO DE SANACION Y ENERGIA
CURSO DE MEDITACION
CURSO DE ANGELES
CORREO ELECTRONICOS
Curso de Angeles
Curso de Chamanismo y Rituales de alta magia
Mis Enlaces nuevo
Mis Enlaces a las paginas de Luxor
LA VESTIMENTA DE LA HERMANDAD

QUÉ ES LA CURACIÓN ESPIRITUAL?


. ¿Beneficia en algo a quién la recibe? ¿Tiene alguna singularidad y relación con otras formas de curar a la humanidad?
La curación divina es cada vez más aceptada por quien necesita ser curado, y tiene una guía definida para su aplicación manejada a base de leyes y reglas, todas de acuerdo al plan divino. Es incluyente y no separatista, reconoce como inspiraciones divinas en diferente grado de expresión, todas las formas en el mundo de llevar la curación y de redimir el sufrimiento de quien está enfermo. Esta curación es la curación del amor, es el empleo razonable de las energías y las fuerzas empleadas con amor y ciencia.
Las ventajas de la curación espiritual.
No requiere de sofisticados equipos costosos, pero las áreas y recintos de curación deben ser sobrios y acogedores, a la vez que silenciosos y armoniosos para cumplir con un mínimo de requerimiento de bienestar en ese ambiente de curación.
La curación espiritual no es dolorosa en su aplicación, ni hay efectos secundarios, ni crea dependencia. Pero algunos curadores ansiosos llevan al paciente a la sobreestimulación, provocando sobreactividad física, nerviosismo y otras sensaciones en ocasiones extrañas y desagradables similares a efectos secundarios.
La curación espiritual va más allá de los síntomas.
En la curación espiritual es reconocida la constitución septenaria del hombre, es decir, se reconocen los vehículos superiores del ser humano. Esta curación trata al paciente y a la enfermedad desde un punto de vista más allá de los síntomas, y es necesario el conocimiento y el manejo de las sustancias de curación y su correcta aplicación.
Puede ser la manera única de curar una enfermedad o puede formar parte de un plan multidisciplinario, donde intervinieran otras formas de curación para un enfermo, lo cual es totalmente correcto.
La aceptación de la curación espiritual se ve reflejada en el mayor número de enfermos que aceptan con más entrega ser atendidos o curados o asistidos por este método de curación dado al mundo.
¿Cuándo se prefiere la curación alopática a la espiritual?
En algunos casos las indicaciones son de empleo separado y distinto, pero en otros son técnicas concordantes o coincidentes. Todo curador espiritual ofrece a sus pacientes la curación espiritual y no otra, pero cuando ese curador espiritual presiente que con la ayuda al mismo tiempo de otras disciplinas de curación, ésta puede ser resuelta más rápida y felizmente, ese curador no debería en ningún momento en convertirse en obstáculo para que eso se realizara.
Las dolencias que son beneficiadas con la curación alopática.
Las dolencias que son mejor tratadas con la curación alopáticas que con la curación espiritual son generalmente las urgencias medicoquirúrgicas. Éstas deben dejarse para que sean resueltas en el hospital. Ejemplos de estas urgencias serían las fracturas expuestas, los abdómenes agudos, los tórax agudos, las heridas por proyectil de arma de fuego o de instrumentos punzo cortantes, los accidentes automovilísticos donde resulta politraumatizado una persona. etc. También las urgencias médicas donde no interviene bisturí para la solución de ellas, como el coma diabético, el coma hepático, la crisis cardíaca, el accidente vascular cerebral, la embolia, la trombosis.
Integración del curador espiritual en el personal médico.
Una vez pasado el peligro emergente, el curador espiritual debe acercarse al paciente para que su recuperación sea más rápida. Ahora y después, cuando la ciencia médica reconozca las bondades de esta curación, el curador deberá formar parte del equipo emergente lo cuál será altamente beneficioso para este paciente.
El acercamiento de la medicina exotérica con la esotérica.
El anuncio del acercamiento entre la medicina del mundo, exotérica, externa, objetiva, que trata del aspecto objetivo de la vida, con la medicina esotérica, que trata el aspecto subjetivo de la vida, está hecho. Y el beneficio de este encuentro está en camino y será grande. Si los representantes de la ciencia del mundo se flexibilizan, no harán oídos sordos a este ofrecimiento de curación y el encuentro será próximo. Pero si los científicos tienen desconfianza, duda o incredulidad acerca de esta disciplina, el encuentro sufrirá una demora importante
La Curación Magnética
El término curación magnética se refiere a la utilización de prana para la salud. Todas las variedades de prana o sustancia de curación magnética son posibles de ser manejadas por el curador.
Esta técnica magnética vamos a anunciar que es para todo mundo, para niños, para embarazadas, para adultos, para ancianos. Tiene dos grandes apartados: la parte radiatoria o proyectoria y la parte abstractoria.
En la forma radiatoria, el curador proyecta prana a determinada parte o centro vital del paciente, previamente estudiado para buscar la recuperación. Y en la forma abstractoria de la curación magnética, el curador extrae del paciente los átomos considerados enfermos para producir un cambio dentro de ese ser humano, que sea el punto de partida para la recuperación. Mientras en una parte se inyecta prana, en la otra parte se saca prana, una se llama proyectoria y la otra se llama abstractoria, los detalles precisos de la técnica los vamos a dar de manera ordenada.
Preparación para la Curación Magnética.
La preparación del curador para hacer un acto de curación magnética básicamente es así:
1.El curador hace un acto o un momento de invocación,
2.Se pone en contacto con fuerzas superiores y solares para que incidan en su chakra coronario. Este contacto energético va a producir necesariamente en el curador una sobreactivación selectiva en su charca coronario, va a aumentar su rotación, su diámetro, su luminosidad, su dinámica. De ese centro se va a pasar para formar un triángulo que nos va a servir de generador o de transformador. Un triángulo en el cual un haz de luz vívido e intenso, conecta, por voluntad del curador, la energía del chakra coronario al chakra cardíaco, produciendo los mismos efectos de activación en ese centro. Del chakra cardíaco pasa el haz de luz luminoso al chakra frontal o del entrecejo, provocando los mismos efectos de estimulación en este centro frontal.
3.Una vez estando disponible la energía en el chakra de entrecejo, se ponen las manos frente a los ojos del curador, a unos 20 o 30 cm. al frente, y se van a inundar con energía selectiva proyectada por el chakra del entrecejo. Las manos están intensamente impregnadas de sustancia de curación, el triángulo no se ha cerrado, tiene únicamente dos líneas; la que une al coronario con el cardíaco y otra que une al cardíaco con el entrecejo. La energía ya está disponible en las manos y el curador puede ejercitar su acto de curación.
4.Una vez terminado el acto curativo la energía concentrada en las manos por un acto de voluntad se pasa al entrecejo de regreso. En ese momento, la energía ya no está disponible en esas manos. Del entrecejo se cierra el triángulo al pasar la energía haciendo un gran haz del luz, del entrecejo al centro coronario, donde se queda la energía depositada; cerrando de esta manera el triángulo.
5.Terminado este acto se hace un trabajo de cierre de trabajos y de gratitud.
Cada vez que el curador va tomar un paciente o hacer un acto curativo tiene que repetir el paso exactamente de la misma m





QUÉ ES LA CURACIÓN ESPIRITUAL?


. ¿Beneficia en algo a quién la recibe? ¿Tiene alguna singularidad y relación con otras formas de curar a la humanidad?
La curación divina es cada vez más aceptada por quien necesita ser curado, y tiene una guía definida para su aplicación manejada a base de leyes y reglas, todas de acuerdo al plan divino. Es incluyente y no separatista, reconoce como inspiraciones divinas en diferente grado de expresión, todas las formas en el mundo de llevar la curación y de redimir el sufrimiento de quien está enfermo. Esta curación es la curación del amor, es el empleo razonable de las energías y las fuerzas empleadas con amor y ciencia.
Las ventajas de la curación espiritual.
No requiere de sofisticados equipos costosos, pero las áreas y recintos de curación deben ser sobrios y acogedores, a la vez que silenciosos y armoniosos para cumplir con un mínimo de requerimiento de bienestar en ese ambiente de curación.
La curación espiritual no es dolorosa en su aplicación, ni hay efectos secundarios, ni crea dependencia. Pero algunos curadores ansiosos llevan al paciente a la sobreestimulación, provocando sobreactividad física, nerviosismo y otras sensaciones en ocasiones extrañas y desagradables similares a efectos secundarios.
La curación espiritual va más allá de los síntomas.
En la curación espiritual es reconocida la constitución septenaria del hombre, es decir, se reconocen los vehículos superiores del ser humano. Esta curación trata al paciente y a la enfermedad desde un punto de vista más allá de los síntomas, y es necesario el conocimiento y el manejo de las sustancias de curación y su correcta aplicación.
Puede ser la manera única de curar una enfermedad o puede formar parte de un plan multidisciplinario, donde intervinieran otras formas de curación para un enfermo, lo cual es totalmente correcto.
La aceptación de la curación espiritual se ve reflejada en el mayor número de enfermos que aceptan con más entrega ser atendidos o curados o asistidos por este método de curación dado al mundo.
¿Cuándo se prefiere la curación alopática a la espiritual?
En algunos casos las indicaciones son de empleo separado y distinto, pero en otros son técnicas concordantes o coincidentes. Todo curador espiritual ofrece a sus pacientes la curación espiritual y no otra, pero cuando ese curador espiritual presiente que con la ayuda al mismo tiempo de otras disciplinas de curación, ésta puede ser resuelta más rápida y felizmente, ese curador no debería en ningún momento en convertirse en obstáculo para que eso se realizara.
Las dolencias que son beneficiadas con la curación alopática.
Las dolencias que son mejor tratadas con la curación alopáticas que con la curación espiritual son generalmente las urgencias medicoquirúrgicas. Éstas deben dejarse para que sean resueltas en el hospital. Ejemplos de estas urgencias serían las fracturas expuestas, los abdómenes agudos, los tórax agudos, las heridas por proyectil de arma de fuego o de instrumentos punzo cortantes, los accidentes automovilísticos donde resulta politraumatizado una persona. etc. También las urgencias médicas donde no interviene bisturí para la solución de ellas, como el coma diabético, el coma hepático, la crisis cardíaca, el accidente vascular cerebral, la embolia, la trombosis.
Integración del curador espiritual en el personal médico.
Una vez pasado el peligro emergente, el curador espiritual debe acercarse al paciente para que su recuperación sea más rápida. Ahora y después, cuando la ciencia médica reconozca las bondades de esta curación, el curador deberá formar parte del equipo emergente lo cuál será altamente beneficioso para este paciente.
El acercamiento de la medicina exotérica con la esotérica.
El anuncio del acercamiento entre la medicina del mundo, exotérica, externa, objetiva, que trata del aspecto objetivo de la vida, con la medicina esotérica, que trata el aspecto subjetivo de la vida, está hecho. Y el beneficio de este encuentro está en camino y será grande. Si los representantes de la ciencia del mundo se flexibilizan, no harán oídos sordos a este ofrecimiento de curación y el encuentro será próximo. Pero si los científicos tienen desconfianza, duda o incredulidad acerca de esta disciplina, el encuentro sufrirá una demora importante
La Curación Magnética
El término curación magnética se refiere a la utilización de prana para la salud. Todas las variedades de prana o sustancia de curación magnética son posibles de ser manejadas por el curador.
Esta técnica magnética vamos a anunciar que es para todo mundo, para niños, para embarazadas, para adultos, para ancianos. Tiene dos grandes apartados: la parte radiatoria o proyectoria y la parte abstractoria.
En la forma radiatoria, el curador proyecta prana a determinada parte o centro vital del paciente, previamente estudiado para buscar la recuperación. Y en la forma abstractoria de la curación magnética, el curador extrae del paciente los átomos considerados enfermos para producir un cambio dentro de ese ser humano, que sea el punto de partida para la recuperación. Mientras en una parte se inyecta prana, en la otra parte se saca prana, una se llama proyectoria y la otra se llama abstractoria, los detalles precisos de la técnica los vamos a dar de manera ordenada.
Preparación para la Curación Magnética.
La preparación del curador para hacer un acto de curación magnética básicamente es así:
1.El curador hace un acto o un momento de invocación,
2.Se pone en contacto con fuerzas superiores y solares para que incidan en su chakra coronario. Este contacto energético va a producir necesariamente en el curador una sobreactivación selectiva en su charca coronario, va a aumentar su rotación, su diámetro, su luminosidad, su dinámica. De ese centro se va a pasar para formar un triángulo que nos va a servir de generador o de transformador. Un triángulo en el cual un haz de luz vívido e intenso, conecta, por voluntad del curador, la energía del chakra coronario al chakra cardíaco, produciendo los mismos efectos de activación en ese centro. Del chakra cardíaco pasa el haz de luz luminoso al chakra frontal o del entrecejo, provocando los mismos efectos de estimulación en este centro frontal.
3.Una vez estando disponible la energía en el chakra de entrecejo, se ponen las manos frente a los ojos del curador, a unos 20 o 30 cm. al frente, y se van a inundar con energía selectiva proyectada por el chakra del entrecejo. Las manos están intensamente impregnadas de sustancia de curación, el triángulo no se ha cerrado, tiene únicamente dos líneas; la que une al coronario con el cardíaco y otra que une al cardíaco con el entrecejo. La energía ya está disponible en las manos y el curador puede ejercitar su acto de curación.
4.Una vez terminado el acto curativo la energía concentrada en las manos por un acto de voluntad se pasa al entrecejo de regreso. En ese momento, la energía ya no está disponible en esas manos. Del entrecejo se cierra el triángulo al pasar la energía haciendo un gran haz del luz, del entrecejo al centro coronario, donde se queda la energía depositada; cerrando de esta manera el triángulo.
5.Terminado este acto se hace un trabajo de cierre de trabajos y de gratitud.
Cada vez que el curador va tomar un paciente o hacer un acto curativo tiene que repetir el paso exactamente de la misma m